Zaira, pacientes del Hospital del Vinalopó, reconocida como ejemplo de superación
Publicado el 12 febrero, 2018 · en Medicina Digetiva, Promoción de la salud

Convivir con una bolsa pegada al abdomen que permite al paciente expulsar los desechos del organismo de forma artificial, tras ser intervenido quirúrgicamente, conlleva unos cambios que van mucho más allá de lo biológico y supone toda una alteración psicológica y social. Zaira lo sabe muy bien y es que ha vivido en primera persona esta situación acompañada por su familia, pareja, amigos y por los profesionales sanitarios del Hospital del Vinalopó que, a través de la consulta de estomaterapia, ofrecen un cuidado integral a pacientes ostomizados. Conscientes de su importancia, la Dirección del centro apostó por crear una consulta específica para educar a los pacientes en el cuidado del estoma, la detección, prevención de complicaciones y el apoyo psicológico. Zaira hoy es una paciente experta en su patología y ejemplo para otras personas en su misma situación.

En primera persona

Zaira Bernabéu, a sus 19 años, llegó a Urgencias con una inflamación muy aguda en el estómago. Tras valorar su caso, el servicio de Cirugía General solicitó quirófano de inmediato para realizar una colostomía de urgencia. Su patología había afectado a otros órganos como los intestinos, el estómago y el hígado, por lo que la intervención fue realizada esa misma madrugada. “Cuando me desperté recuerdo que pedí un cocido nada más abrir los ojos y sentir hambre y, en ese momento, me desperté, vi una cicatriz y una bolsa en mi abdomen”, rememora. Ante tal impacto, la paciente reconoce que “la labor del enfermero estomaterapeuta es clave en ese momento, quien ayuda a los pacientes a asumir su nueva situación”. La crevillentina admite que “al principio no podía asumir lo que me pasaba. No quería ni ver eso que llevaba en mi cuerpo”. Sin embargo, la joven reconoce que “cambió el chip” con el paso del tiempo y con la ayuda de los profesionales. “Tardé en asumirlo, pero ya no me quiero quitar la bolsa. He pasado de tener siempre la barriga hinchada, con problemas de estómago y muy mala calidad de vida, a vivir feliz”, apunta Zaira. Ahora, la portadora del estoma se muestra orgullosa de poder hacer una vida absolutamente normal, en la que la danza del vientre o su afición por desfilar en las fiestas de Moros y Cristianos de su municipio no han dejado de ser posibles.

Una consulta para reducir la ansiedad de pacientes con bolsa abdominal

La consulta de enfermería de estomaterapia del Hospital del Vinalopó tiene como objetivo la autonomía del paciente, además de prevenir posibles complicaciones. Su labor ha tenido muy buena acogida entre los usuarios, que encuentran gran apoyo en los profesionales.

Zaira Bernabéu abre un blog y una canal de Youtube para ayudar a otros pacientes

Zaira se ha propuesto ahora ayudar a pacientes en su misma situación contando su experiencia. Sabe lo que es llevar una bolsa pegada a su abdomen y, tras vivir cierto rechazo, quiere ayudar a pacientes como ella contando su experiencia en su blog personal.

Su próximo proyecto, abrir un canal de youtube para mostrar su día a día.