02
Publicado el 5 febrero, 2014 · en Promoción de la salud

Vinalopó Salud cumple con el compromiso de financiar el tratamiento a los empleados que han logrado dejar de fumar con la ayuda del “Programa de Cesación Tabáquica”, que se puso en marcha a finales de 2012. Se trata de un proyecto pionero impulsado por el departamento de Recursos Humanos y la dirección médica, dirigido a todos los profesionales del Departamento que fumen y deseen dejarlo.

De acuerdo con lo que quedó establecido, Vinalopó Salud se ha hecho cargo del coste del tratamiento farmacológico y de la asistencia a los grupos terapéuticos de un total de 18 empleados que han demostrado mediante cooximetría, pasado un año,  que han cumplido su propósito de dejar de fumar.

Magdalena Mateo y María del Mar Sanz, médico y psicóloga de la Unidad de Conductas Adictivas, y Emilia Montagud, farmacéutica de Atención Primaria, han sido las encargadas de impartir las charlas informativas del programa en las que han participado más de  45 empleados desde su puesta en marcha.

El principal objetivo ha sido  concienciar a los empleados acerca de las ventajas de dejar de fumar y la conveniencia de abandonar malos hábitos para prevenir enfermedades y llevar una vida sana. Además, otro de los propósitos de la organización es que los profesionales sanitarios sirvan de ejemplo para sus pacientes. Todos aquellos que deseen unirse al programa, tienen la oportunidad de hacerlo a través de una página web habilitada por la dirección del Departamento.

El proceso de deshabituación tabáquica ha consistido en un tratamiento psicológico por grupos de 15 personas, dividido en 9 sesiones de 90 minutos. Tras las terapias de grupo, los profesionales sanitarios han realizado un seguimiento al mes, a los 3 y 6 meses de haber finalizado la novena sesión. Además, han llevado a cabo un seguimiento final a los 12 y 24 meses después del tratamiento, en el que se valora el abandono mediante cooximetría. La terapia grupal consiste en una intervención terapéutica multicomponente de carácter estructurado, composición cerrada y duración limitada.

El objetivo general del tratamiento psicológico ha sido que se logre abandonar el hábito de fumar de manera progresiva mediante la reducción gradual de la ingestión de nicotina y alquitrán, así como que el paciente desarrolle habilidades para el afrontamiento de las recaídas.

En la actualidad el tabaquismo constituye un problema de Salud Pública de tal relevancia que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera como una de las más graves amenazas para la Salud Mundial. Por ello, cada día más, constituye una de las prioridades más importantes en la actividad asistencial de los profesionales sanitarios.