Vinalopo Salud acreditado internacionalmente por reducir sus emisiones de gases al equivalente de 58 hogares
Publicado el 28 noviembre, 2017 · en Gestión, RSC
  • El centro hospitalario ha obtenido esta exigente certificación internacional que verifica la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos al Medio Ambiente, lo que le permite implementar estrategias de reducción

El Hospital Universitario del Vinalopó ha conseguido recientemente que AENOR le conceda la Acreditación UNE-EN ISO 14064-1 de Cálculo de Gases de Efecto Invernadero, una de las más estrictas normas internacionales que certifica que el centro hospitalario verifica la cantidad de emisiones de gases (Alcance 1 y 2) emitidos al Medio Ambiente.

Respecto a los factores que esta Acreditación certifica se encuentran, entre otros, que el hospital cumple de forma rigurosa con el cálculo desglosado de las emisiones totales que emite; que realiza periódicamente auditorías internas y externas para el control de los consumos; y que cada año se marca objetivos de reducción de Huella de Carbono.

En relación con los datos registrados sobre la reducción de consumo energético, en 2016, el Hospital Universitario del Vinalopó ha reducido este año en un 25.72% las toneladas de CO2 equivalente emitidas, una cifra que equivaldría a las emisiones de 58 hogares.

Los gases de efecto invernadero estudiados para esta acreditación son Dióxido de carbono (CO2), Metano (CH4) Oxígeno de nitrógeno (N2o), Hidrofluorocarbonos (HFCs), Perfluorocarbonos (PFCs) y Hexafluoruro de azufre (SF6). En el Hospital se emiten por consumo de gas natural y eléctrico, combustible del grupo electrógeno y calderas, emisiones fugitivas de gases refrigerantes en equipo de aire acondicionado y cámaras frigoríficas y consumo de gases medicinales y anestésicos.

Medidas implantadas para la reducción de la Huella de Carbono

Desde 2016, el Hospital del Vinalopó viene implantando una serie de medidas para mejorar su impacto en el medio ambiente:

  • Temperatura del agua: se ajusta en función de las condiciones exteriores. Se busca el mayor ahorro energético posible manteniendo un confort adecuado.
  • Climatización: Los horarios de los climatizadores se ajustan teniendo en cuenta la ocupación y uso de cada zona.
  • Estrategia de temperatura: se ajustan manualmente desde el sistema de gestión buscando el mayor ahorro energético posible y cumpliendo los valores límites marcados.
  • Iluminación: los horarios de encendido y apagado tanto de la iluminación interior como exterior se van regulando en función de las horas de luz natural.
  • Equipos informáticos: se han cambiado 116 monitores y 26 estaciones de trabajo.