Servicio de urgencias
Publicado el 7 agosto, 2014 · en Promoción de la salud

El Hospital del Vinalopó reforzará el personal sanitario como medida preventiva ante la posible llegada de pacientes accidentados durante la “Nit de l’Albà”.

De esta forma, para la noche del 13 al 14 de agosto, fecha en que se celebra la conocida “Nit de l’Albà”, el Hospital contará con la presencia física de un cirujano general, un anestesista y un facultativo de Traumatología/Unidad de mano más de lo habitual.

En lo que se refiere al área de Urgencias, el servicio contará con 2 facultativos contando con una plantilla de 11 médicos más tanto el día 13 como el 14, y un refuerzo importante en el personal de enfermería (enfermeras, auxiliares y celadores) , que contribuirá a ofrecer una asistencia ágil y efectiva.  La Dirección del Hospital del Vinalopó ha estimado oportuno destinar una consulta rápida de enfermería para quemaduras leves que escapan al dispositivo, con el fin de evitar el colapso en el resto de urgencias de mayor consideración.

En cuanto al bloque quirúrgico, el Hospital tendrá preparado para las noches del 13 y 14 de agosto dos quirófanos para la atención en urgencias, dotados también con personal de enfermería.

Estos refuerzos estarán presentes desde el día 13 por la noche hasta la mañana del día 15 para así cubrir todo el periodo festivo. Respecto al día 14, los pacientes de Cirugía Ortopédica y Traumatología y Oftalmología derivados de la noche anterior serán atendidos en las consultas específicas que abrirá el Hospital, para realizar revisiones de pacientes con afecciones oculares por uso de pólvora o por traumatismos.

Todo este dispositivo especial tiene como fin agilizar la prestación sanitaria en unas fechas de gran demanda debido fundamentalmente a las quemaduras por manipulación de fuegos de artificio, así como traumatismos e intoxicaciones etílicas.

Hay destacar que el Hospital del Vinalopó ha editado un tríptico informativo con las principales recomendaciones de seguridad y consejos sobre cómo actuar en caso de quemadura. El principal objetivo de esta medida es reducir los accidentes producidos a causa de la manipulación de pólvora durante la noche del 13 de agosto y educar a la población en conductas que favorezcan el uso adecuado de los fuegos de artificio.