IMG_5728
Publicado el 8 febrero, 2013 · en Paritorios

El Hospital del Vinalopó ha alcanzado los 4.000 partos desde su apertura en junio de 2010. Diana es el nombre de la pequeña, que nació a las 01:10 horas, con 3,610 kilogramos de peso.

Sus padres, Ana Berrocal y Abilio Arrascaeta, procedentes de Santa Pola, han mostrado su alegría por la venida al mundo de su bebé, que resulta ser su primera hija. Ambos han querido agradecer el trabajo del equipo de Ginecología y Obstetricia: “Estamos muy satisfechos con la atención recibida. Tanto las matronas como el personal de planta han estado pendientes de nosotros en todo momento. Además, han destacado las comodidades que ofrece una habitación individual, que favorece la intimidad y el descanso.

El Dr. Navarro, Gerente del Hospital, ha querido felicitar personalmente a la pareja, a quienes ha agradecido la confianza depositada en el centro, y en particular al equipo de Atención Integral a la Mujer. Navarro ha destacado el número total de nacimientos registrados desde la apertura del Hospital que “reflejan el esfuerzo y la dedicación de nuestros profesionales por ofrecer una atención integral durante todo el embarazo.”

 

Paritorios con la tecnología más novedosa

Desde la apertura del centro, se han ido incorporando novedosas iniciativas como las visitas a los paritorios, dirigidas a mujeres, embarazadas o no, y a sus parejas que deseen conocer las instalaciones.

Cabe recordar que el Hospital del Vinalopó dispone de 8 salas de dilatación, parto y recuperación individuales y que están equipadas con la última tecnología. Los monitores de cada uno de los paritorios se centralizan y visualizan fuera de estas salas, con el objetivo de favorecer la comodidad y la intimidad de la paciente y de su pareja durante todo el proceso y garantizar la seguridad clínica tanto del feto como de la madre.

Además, las mamás que dan a luz en el Hospital del Vinalopó tienen la posibilidad de escoger la música, el aroma y la iluminación que desean que les acompañe durante su proceso de dilatación y parto. Se trata de las últimas novedades en relajación, musicoterapia, luminoterapia o aromaterapia, al servicio del área de paritorios. El objetivo es contribuir a su relajación y a vivir cada momento del parto con una satisfacción y personalización única.

Por otro lado, el centro hospitalario ofrece a las mujeres la aplicación de la anestesia epidural las 24 horas del día y los 365 días del año a las mujeres que lo deseen, salvo contraindicación médica.  Las madres, que han acogido satisfactoriamente esta medida, también han valorado positivamente el hecho de ingerir líquidos durante la fase de dilatación, así como la movilidad total que ofrecen los aparatos de control fetal inalámbrico, que permiten el ejercicio físico con colchonetas y pelotas.

Otra de las principales ventajas es la cama articulada del paritorio que ofrece a la mujer dar a luz en la postura que ella escoja, dándole la oportunidad de decidir cómo desea tener a su bebé.

En definitiva, los profesionales que integran el área de paritorios han apostado por ofrecer una atención integral a las mujeres, poniendo a su disposición las mejores instalaciones, la última tecnología y una asistencia de la máxima calidad que se completa con talleres de lactancia y masaje infantil que son impartidos en los diferentes Centros de Atención Primaria.