Alzheimer
Publicado el 21 septiembre, 2013 · en Neurología, Promoción de la salud

El Departamento del Vinalopó destaca la figura del cuidador como principal apoyo para los pacientes con Alzheimer, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de esta enfermedad.

El Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente que se caracteriza principalmente por la aparición lenta de síntomas que evolucionan a lo largo de los años. Así, la figura del cuidador principal se perfila como el elemento clave que debe apoyar y respaldar a los pacientes que paceden esta enfermedad, haciéndolo de una manera constante, con el fin de evitar casos de claudicación o desgaste de los familiares del entorno más próximo al enfermo.

En este sentido, el Departamento de Salud del Vinalopó desarrolla actividades formativas dirigidos a familiares y cuidadores que tratan cuestiones vinculadas al abordaje de la enfermedad, la evolución del Alzheimer, así como los tratamientos farmacológicos basados en las pautas de manejo de los síntomas psícológicos y conductuales asociados a esta patología.

La personalidad del enfermo de Alzheimer experimenta alteraciones irreversibles: dejar de hablar, no reconocer a sus allegados e incluso presentar incontinencia urinaria y fecal. Asimismo, suele aumentar la rigidez muscular al tiempo que aparecen otras complicaciones como ansiedad, angustia, agresividad o depresión.

En este sentido, todo el equipo asistencial del Departamento está implicado en la educación y ayuda del cuidador principal en todas aquellas cuestiones referentes a los cuidados básicos de la persona con Alzheimer, con el fin de obtener  resultados en cuanto a mantenimiento de la mayor autonomía posible por parte del enfermo, evitando o disminuyendo la sobrecarga de los cuidados por parte del cuidador.

Acerca del alzheimer

La enfermedad del Alzheimer comienza  por un progresivo deterioro cognitivo,  pérdida de memoria y desorientación temporal espacial. A medida que avanza la enfermedad, el enfermo pierde la fluidez en el lenguaje, tiene dificultades para vestirse y necesita ayuda constante para realizar actividades cotidianas. En la fase avanzada la capacidad es profunda y no se puede valer por sí solo.

Cabe destacar que la enfermedad de Alzheimer afecta a un 6% de la población española de más de 65 años y casi al 25% de los mayores de 85 años. La esperanza de vida de los pacientes con Alzheimer es de aproximadamente 10 años, dato que puede variar en función de la gravedad de la enfermedad en el momento del diagnóstico.