Mª Dolores Marto Calahorro
Publicado el 3 agosto, 2015 · en Alergología

En España una de cada cuatro personas padece algun tipo de patología alérgica, siendo el polen uno de sus principales responsables. La primavera ha sido intensa, con una elevada concentracion de polen en el ambiente, hecho que ha dificultado el día a día de los pacientes alérgicos.

Las coordinadoras del Servicio de Alergología de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó, las doctoras Mónica Antón y Mª Dolores Martos, destacan la importancia de fomentar la educación sanitaria del alérgico, que debe conocer la enfermedad que padece, cómo evitar los desencadenantes y cómo seguir el tratamiento de manera correcta.

Mª Dolores Marto Calahorro

Además de la clásica alergia respiratoria, la alergia a alimentos es cada vez más frecuente, siendo las frutas y los frutos secos los implicados más habituales entre nuestra población. Los principales síntomas de la alergia a alimentos son urticaria, inflamación, dolor abdominal, vómitos, diarrea, dificultad respiratoria, rinitis, conjuntivitis, mareo o pérdida de conocimiento. Si los síntomas no se tratan de forma rápida, pueden convertirse en graves y provocar una reacción de riesgo vital denominada anafilaxia.

Las doctoras Antón y Martos destacan la importancia de enseñar a los pacientes a leer etiquetas de alimentos y, en el caso de una ingesta accidental, ayudarles a reconocer los síntomas de forma precoz, con el objetivo de evitar reacciones graves. Los alimentos que con más frecuencia pueden producir una reacción alérgica son las frutas frescas, sobre todo manzana y melocotón, los frutos secos (avellanas, almendras y nueces), los mariscos, el huevo y la leche.

Consulta de alta resolución

  • Se trata de una consulta de alta resolución que permite un diagnóstico rápido y certero, ofrece recomendaciones y agiliza el tratamiento en la primera visita en un elevado porcentaje de casos.

Los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó cuentan con una consulta de alta resolución alergológica que permite que la mayoría de los enfermos puedan ser estudiados y atendidos en la consulta sin necesidad de ingreso para estudio. De este modo, los profesionales son capaces de resolver los problemas de salud de los pacientes en el mismo día de consulta, realizando las pruebas complementarias pertinentes para tal fin y evitando los incovenientes propios de las consultas sucesivas para el paciente.

2

Todos los pacientes atendidos en consulta de alergología reciben un informe clínico donde se explican con detalle las pruebas, tratamientos y consejos de salud necesarios para lograr un adecuado control individualizado de la enfermedad alérgica de cada paciente. En esta línea, una muestra significativa de dicha documentación ha sido evaluada y reconocida como información de calidad por parte del Comité de Calidad Asistencial de la SEAIC.

Las doctoras Mónica Antón y Mª Dolores Martos, Coordinadoras del Servicio de Alergología de los Departamentos de Salud de Vinalopó y Torrevieja, afirman que

“El trato individualizado de cada paciente supone una mejora significativa de la resolución de sus problemas de salud, ofreciéndoles el mejor tratamiento para cada caso”.

Comunicación directa y trato individualizado

La comunicación activa y cercana con los pacientes y sus familias es otro de los pilares claves del trabajo desarrollado por los profesionales de este servicio. Los pacientes han de sentirse cómodos, saber reconocer si están ante una reacción alérgica y entender cómo deben actuar ante una posible crisis que les permita evitar consecuencias indeseadas.

“Nuestros pacientes cuentan con un teléfono directo para que puedan comunicarse con nosotros ante cualquier duda, resolver cuestiones sobre su enfermedad y sentirse así respalados por los profesionales que forman parte del Servicio de Alergología”.

Los premios «Best in class», que se conceden anualmente a las diferentes especialidades médicas que hayan destacado, galardonaron el pasado año al Servicio de Alergología del Hospital Universitario del Vinalopó por la directa comunicación que hay con los pacientes por medio de las redes sociales, página web e incluso telefónicamente. La doctora Mónica Antón forma parte del equipo que recibió este reconocimiento y subraya que en estos momentos “las nuevas tecnologías son un medio a tener en cuenta en la atención al paciente y hemos de aprovecharlas de forma positiva”.

Unidad de Inmunoterapia

La inmunoterapia específica es el único tratamiento que, adecuadamente prescrito por el médico especialista en Alergología, puede mejorar y prevenir la evolución desfavorable del asma alérgico.

Cabe destacar que, tanto el Hospital Universitario del Vinalopó como el de Torrevieja disponen de una Unidad de Inmunoterapia, coordinada por las Dras. Mónica Antón y Mª Dolores Martos en la que cada paciente tiene asignado un médico y una enfermera especializados en su patología alérgica.

De este modo, se establece una comunicación directa entre el paciente, el especialista y la enfermería del servicio, que permite que los enfermos se involucren más en su tratamiento y dispongan de toda la información relacionada con sus vacunas.

Las enfermeras, Lourdes Cejas, Cristina Más y Raquel Almarcha, enfermeras del Servicio de Alergología de ambos hospitales, administran las dosis de inmunoterapia y resuelven las dudas que puedan surgir a los pacientes en relación con la inmunoterapia en el momento de iniciar el tratamiento y a lo largo de éste, manteniendo además un contacto directo con el personal sanitario de los centros de salud.

Las doctoras Martos y Antón se muestran satisfechas del trabajo realizado al frente de la Unidad:

“Contamos con una Unidad de Inmunoterapia mediante la que iniciamos todas las vacunaciones de alergias respiratorias a las que se le pautan una indicaciones. Los profesionales cuentan con una cartilla de inmunoterapia que explica y resuelve las dudas del paciente en relación a su patologías”.

Acerca de la enfermedad alérgica

La patología alérgica dificulta, en muchos aspectos, la vida diaria de los pacientes, por lo que es importante fomentar la educación sanitaria del paciente alérgico, que debe conocer cuál es su enfermedad, cómo evitar los desencadenantes, y cómo seguir el tratamiento de una forma correcta.  En este sentido, cabe destacar que los alérgenos ambientales más prevalentes en la zona son los ácaros del polvo y los pólenes; por orden, las Chenopodiáceas, las Gramíneas y el Olivo, son los pólenes que, con más frecuencia, producen síntomas de alergia respiratoria.

La enfermedad alérgica tiene un alto porcentaje de curación, para ello es importante actuar de manera  preventiva mediante la aplicación de un tratamiento de inmunoterapia o vacunación frente a los alérgenos ambientales. Este tipo de tratamiento es aconsejable para prevenir el empeoramiento y progresión de la enfermedad y es un medio de actuación rápido para luchar contra la patología de la mejor manera posible.

“La enfermedad alérgica puede aparecer en cualquier momento de la vida, no tiene edad, pero sí que se observa una relación entre el tipo de enfermedad alérgica y la edad. En la infancia suele ser más frecuente la alergia a alimentos y la dermatitis atópica; en el joven y adulto, la rinitis o el asma; y con el paso del tiempo, suele ser más habitual la alergia a medicamentos, pero como digo, las diferentes manifestaciones pueden aparecer en cualquier momento de la vida”, subraya la Dra. Antón.

alergología

Clic para ampliar