Unidad de Rehabilitación Cardíaca | Unidad de Rehabilitación Cardíaca Archives - Hospital de Vinalopó Unidad de Rehabilitación Cardíaca Archives - Hospital de Vinalopó

Unidad de Rehabilitación Cardíaca

La Unidad de Rehabilitación Cardíaca del Hospital del Vinalopó mejora la recuperación de los pacientes con síndrome coronario agudo.

Rehabilitacion cardiaca

La Unidad de Rehabilitación Cardíaca del Hospital Universitario del Vinalopó en Elche cumple su primer año de andadura atendiendo, educando y recuperando a los pacientes que han ingresado en el departamento con diagnóstico de Síndrome Coronario Agudo.

Se trata de una unidad multidisciplinar que engloba servicios como rehabilitación, cardiología, enfermería y fisioterapia que va dirigido a pacientes que han sufrido un evento coronario o que han sido intervenidos por cirugía cardíaca en bypass.

El objetivo de esta unidad es mejorar el control de factores de riesgo cardiovascular que le han llevado a padecer un infarto, así como, que lo pacientes se incorporen a la práctica de ejercicio físico para detectar posibles arritmias, o episodios de angina y que lo hagan de forma segura y confiada. Además, los profesionales de la Unidad trabajan en la formación en el autocuidado de factores de riesgo cardiovascular y de tomas de medicación y en la formación para evitar el estrés post enfermedad, toma correcta de medicación, aspectos de la sexualidad o nutrición, entre otros temas.

Los profesionales informan a los pacientes de que la rehabilitación debe continuar en casa entre tres o cuatro sesiones semanales para mantener los resultados obtenidos.

Cardiología Hospital Elche

La Unidad de Rehabilitación Cardíaca, que se puso en marcha en mayo de 2015, forma parte de la gran área del corazón del Hospital del Vinalopó. El primero que se puso en marcha fue el Programa Educativo para los pacientes con Cardiopatía Isquémica y ha registrado un total de 292 asistencias a lo largo de 2015. Además, cuenta con el programa de control de factores de riesgo cardiovascular intensivo y el programa de ejercicio supervisado.

Para llevar a cabo estos programas de ejercicio supervisado, la unidad cuenta con gimnasio propio, diverso utillaje de fitness y cicloesrgómetros con monitorización electrónica y toma automática de constantes vitales. A lo largo de las sesiones, y bajo la supervisión de un fisioterapeuta, se incrementa de forma gradual la carga de trabajo de cada uno de los pacientes con el objetivo de aumentar su capacidad funcional. “Tratamos de aumentar al menos en un 20% la capacidad de ejercicio de los pacientes desde que han sufrido el infarto, que viene determinada por una prueba de esfuerzo que realizamos antes de iniciar el programa”.

Hasta el momento, un total de 45 pacientes han sido atendidos por la Unidad de Rehabilitación Cardíaca a lo largo de su primer año de vida. Asimismo, el 65% del total de pacientes ha conseguido realizar más de 45 minutos diarios de ejercicio físico aeróbico y, el 81% de los pacientes con algún grado de obesidad mejorar su IMC. Se estima que la rehabilitación cardíaca consigue aumentar en un 25% la supervivencia de los pacientes.

Durante el año 2016 la Unidad incorporará un programa de atención psicológica integral e incluirá a pacientes sometidos a cirugía de revascularización coronaria. 

Programa de ejercicio supervisado

Este programa está especialmente indicado para pacientes en edad laboral porque facilita la incorporación al trabajo, reduce el estrés, mejora la calidad de vida y aumenta la supervivencia. Está dividido en tres fases: calentamiento, 50 minutos de ejercicio físico y estiramientos, fuerza y tonificación muscular para acabar.

Equipo cardiología

“Cuando un paciente ingresa en el hospital con un síndrome coronario agudo, el cardiólogo le remite a la unidad de Rehabilitación cardíaca. Le hacemos una prueba de esfuerzo y le derivamos a la enfermera para que valore y al rehabilitador para confirmar que no hay limitación física”, explica el Dr. Patricio Pérez, Cardiólogo de la Unidad.

Una vez los pacientes son derivados a esta unidad, el tratamiento tiene una duración de dos meses incluyendo ocho sesiones mínimo de ejercicio supervisado, charla y la consulta de enfermería con el control de factores de riesgo cardiovascular.