Logopedia | Logopedia Archives - Hospital de Vinalopó Logopedia Archives - Hospital de Vinalopó

Logopedia

“El consumo de tabaco y alcohol y el exceso de aires acondicionados puede dañar la voz”.

“El consumo de tabaco y alcohol y el exceso de aires acondicionados puede dañar la voz”

Con motivo del Día Mundial de la radio, que se celebra hoy 13 de febrero, el servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario del Vinalopó recomienda no hablar alto, no fumar en exceso o ni beber alcohol para cuidar la voz. 

El órgano de la voz, la laringe, puede sufrir trastornos como las ronqueras y afonías. “Se trata de problemas que pueden afectar a cualquiera puesto que existen varios factores que influyen en su aparición como pueden ser los cambios bruscos de temperatura, los aires acondicionados, ambientes secos y, sobre todo, el consumo de tabaco y alcohol”, afirma el doctor Enrique Monerris, responsable del Servicio de Otorrinolaringología.

Además, un mal uso de la misma o un uso excesivo pueden ser perjudiciales, “sobre todo en aquellos profesionales que la usan como instrumento de trabajo”, señala. Si se utiliza de forma incorrecta, las cuerdas vocales se resienten y puede dar lugar a lesiones benignas como los nódulos vocales. Entre los profesionales con más posibilidades de sufrir trastornos de este tipo se encuentran los docentes, y profesionales de la voz cantada o hablada.

Desde el servicio de Otorrinolaringología insisten en la importancia de la prevención y acudir a la consulta del especialista ante cualquier alteración de la voz.

Cómo cuidar la voz

Evitar hablar en ambientes ruidosos ya que conlleva un comportamiento de abuso vocal. Fumar es un factor irritante para la laringe puesto que el humo pasa entre las cuerdas vocales y predispone para que aparezcan lesiones benignas como edemas o pólipos.

“Debemos acomodar nuestro uso de la voz a nuestras posibilidades reales, que podemos mejorar mediante la logopedia, sobre todo las personas que usan mucho la voz”, comenta Monerris.

Es fundamental hidratarse correctamente. Se debe beber unos dos litros de agua diarios para que la mucosa que recubre las cuerdas vocales esté bien hidratada. Además, puesto que la fatiga corporal se refleja en la voz, es importante descansar para obtener el máximo rendimiento vocal. Debemos evitar irritantes laríngeos como el humo y las áreas polvorientas. Además, es importante tener presente que el consumo de fármacos como antihistamínicos y ansiolíticos puede provocar sequedad orofaríngea.

El carraspeo y el susurro son un comportamiento de esfuerzo traumático para las cuerdas vocales. Algunas alternativas para evitarlo pueden ser: tragar saliva, bebes pequeños sorbos de agua o realizar una tos sorda.

Por último, los especialistas recomiendan realizar controles periódicos de voz, especialmente los  profesionales que tienen este órgano como herramienta de trabajo.

 

Logopedas de los Hospitales Universitarios de Vinalopó y Torrevieja enseñan a hablar de nuevo a sus pacientes.

Día Logopedia

Las Unidades de Logopedia de los hospitales universitarios de Torrevieja y Vinalopó, coincidiendo con la celebración del Día Europeo de la Logopedia el 6 de marzo, han compartido un encuentro con pacientes de diferentes patologías, entre las que encontramos un paciente laringectomizado, con disfonía, afasia y retraso mental, con el objetivo de hacer balance de sus experiencias y ayudar a otros pacientes en su misma situación.

La celebración de este día permite dirigir la mirada a la actividad profesional de los logopedas dando a conocer sus conocimientos y enfatizando la importancia de la intervención de las alteraciones de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz, la audición y la deglución. Por todo lo anterior estos profesionales han organizado una cita con pacientes con los que trabajan para dotarles de las herramientas y aprendizajes necesarios para volver a comunicarse.

Bajo el lema “¿Qué es para ti la logopedia?, propuesto por el Consejo General de Colegios de Logopedas (CGCL), estos profesionales han compartido un encuentro con sus pacientes para conocer qué significa para ellos la logopedia y qué ha supuesto para sus vidas el trabajo con estos profesionales.

Rodney_01

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La figura del logopeda está siendo cada vez más valorada y solicitada para su intervención en las diferentes áreas de actuación de esta disciplina. Esto se debe, entre otras consideraciones, a que nuestro campo de actuación profesional se ha ido ampliando a la vez que especializando, alcanzando la marca de multidisciplinar.

Los pacientes y sus familiares, cada día están más implicados en su tratamiento y las sesiones de rehabilitación, lo que conlleva a un mejor resultado de la terapia. Poco a poco, la logopedia va abriéndose camino en la sociedad y los ciudadanos son más conscientes de la importancia de esta profesión, aunque queda un largo camino por recorrer.

Historias de superación detrás de cada caso 

Rafael, Laila, María y Rodney representan a los más de 8.000 pacientes que cada año pasan por las consultas de logopedia. Día a día trabajan para recuperarse. Su empeño, alegría y constancia son la mejor herramienta para superar este contratiempo. Ahora, gracias al trabajo de la logopeda, aprenden a hablar de nuevo.

Un tratamiento precoz resulta fundamental para la recuperación

Resulta fundamental realizar un tratamiento eficaz en el menor tiempo posible. Contar con el apoyo de la familia y la propia voluntad del paciente se convierte en un aspecto clave que garantiza el éxito del tratamiento.

Con respecto a los casos de ictus, resulta fundamental un tratamiento precoz mediante ejercicios de rehabilitación, así como un abordaje multidisciplinar con el paciente. En ambos centros hospitalarios este trabajo se desarrolla de manera coordinada y en éste intervienen el logopeda, neuropsicologo y rehabilitador, permitiendo que los pacientes puedan trabajar todos los campos en el mismo día.

María_01

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rafael_01

 

Logopedas del Hospital Universitario del Vinalopó enseñan a hablar de nuevo a sus pacientes.

Elena Gras, Logopeda Hospital Universitario del Vinalopó

La Unidad de Logopedia del Hospital Universitario del Vinalopó, coincidiendo con la celebración del Día Europeo de la Logopedia el 6 de marzo, ha compartido un encuentro con pacientes que sufrieron recientemente un ictus o un infarto embólico, con el objetivo de hacer balance de sus experiencias y ayudar a otros pacientes en su misma situación.

La celebración de este día permite dirigir la mirada a la actividad profesional de los logopedas dando a conocer sus conocimientos y enfatizando la importancia de la intervención de las alteraciones de la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz, la audición y la deglución. Por todo lo anterior estos profesionales han organizado una cita con pacientes con los que trabajan para dotarles de las herramientas y aprendizajes necesarios para volver a comunicarse.

El tema de este año se centra en las alteraciones de la comunicación producidas por daño neurológico adquirido. De acuerdo con la Federación Española de Daño Cerebral, el daño cerebral es el resultado de una lesión súbita en el cerebro que produce diversas secuelas de carácter físico, psíquico y sensorial, entre ellas, pérdida de memoria y dificultades en el habla.

La afasia es un síntoma de una lesión que afecta a las redes responsables del lenguaje en el cerebro, lo que produce, en consecuencia, que la capacidad de la persona para producir y para comprender el lenguaje se vea notablemente mermada. El grado de discapacidad que produce la afasia depende de la localización de la lesión y de la severidad del daño neurológico que se ha producido.

“La gente no es consciente de la importancia de no poder expresarse hasta que un día dejan de hablar; una persona que ha sufrido un ictus y no que no puede comunicarse mediante el habla o entender lo que dice otra persona sufre mucho, tanto por él como por su propio entorno”, afirma Elena Gras, logopeda del del Vinalopó.

 Historias increíbles detrás de cada caso

Vicente Pérez vive en Elche y a sus 55 años lucha por recuperarse del daño cerebral que sufrió hace unos meses. Elena Gras, logopeda del Hospital Universitario del Vinalopó, trabaja junto a Vicente en sesiones de rehabilitación que pronto le permitirán encontrar diferentes formas para comunicarse con los demás. Su empeño, alegría y contancia son la mejor herramienta para superar este contratiempo. “Vicente es capaz de hacerse entender a pesar de la importante limitación en el lenguaje oral; utiliza los gestos y también libretas de apoyo en las que puede leer frases para expresarse en diferentes situaciones como realizar gestiones en el banco. El apoyo de su entorno es fundamental, no podemos olvidar que comunicarse es siempre “cosa de dos”, el interlocutor es clave para facilitar la comunicación”, afirma su logopeda.

Un tratamiento precoz resulta fundamental para la recuperación

Resulta fundamental realizar un tratamiento eficaz en el menor tiempo posible. Contar con el apoyo de la familia y la propia voluntad del paciente se convierte en un aspecto clave que garantiza el éxito del tratamiento.